El exfutbolista holandés considerado uno de los cinco mejores de la historia de ese deporte a nivel mundial falleció en la ciudad de Barcelona, donde vivió durante años desde que se convirtió en estrella y referente del club catalán.

“El día 24 de marzo de 2016 Johan Cruyff (68) ha fallecido en Barcelona, rodeado de su familia después de una dura lucha contra el cáncer. Os pedimos con gran tristeza que se respete la privacidad de la familia durante su tiempo de duelo”, señala la nota colgada en la cuenta oficial de Twitter del mítico delantero holandés.

Cruyff, quien jugó para Ajax y Barcelona, entre otros equipos, ganó tres Balones de Oro, la mayor distinción individual para un jugador de fútbol, en 1971, 1973 y 1974. Con el seleccionado holandés alcanzó notoriedad en el Mundial de Alemania 1974, cuando el equipo que mostró un fútbol revolucionario llegó a la final.

En el Mundial de 1978, en la Argentina en plena dictadura militar, Cruyff no vino a jugar con la selección de Holanda. Se dijo que no había viajado en protesta a la dictadura de Jorge Rafael Videla, aunque ese año también vivió junto a su familia un violento intento de secuestro en Barcelona, que lo llevó a tomar la decisión de quedarse en su país junto a los suyos.

Johan Cruyff dirigió al Ajax, al Barcelona y a la selección de Cataluña, y resultó muy reconocido también como entrenador. Fumador empedernido, Cruyff fue diagnosticado con un adenocarcinoma en el pulmón el 21 de octubre último, en el Hospital Clínic de Barcelona. “Ahora tengo un enemigo dentro, pero me están introduciendo amigos que me ayudarán a vencerlo”.

“Tengo la sensación de ir ganando 2-0 en la primera parte de un partido que aun no ha terminado, pero que estoy seguro de que acabaré ganando", había dicho, optimista, unos meses después de conocerse que tenía un tumor.

Fuente Página 12 Últimas Noticias