El pedido fue hecho por el fiscal federal Carlos Rívolo al juez Sebastián Casanello en la causa por supuesto enriquecimiento ilícito contra el exsecretario de Transporte, quien ya tiene un embargo de 40 millones de pesos y acumula una condena a seis años de cárcel y más de una decena de imputaciones en otras causas penales.

Fuentes judiciales informaron a DyN que la solicitud del funcionario del Ministerio Público incluyó a varias personas del entorno de Jaime por ser presuntos “testaferros”, entre ellas su pareja, Silvia Reyss, las hijas de la mujer; su hermano Eduardo Jaime; su ex asesor Manuel Vázquez y el hijo de éste.

Según el dictamen al que accedió Télam, Rívolo le imputo a Jaime “haberse enriquecido patrimonialmente, de manera apreciable e injustificada -en relación con sus ingresos legítimos demostrados- durante el período en que ejerció el cargo público de Secretario de Transporte de la Nación, comprendido entre el 28 de mayo de 2003 y el 1° de julio de 2009, y los dos años posteriores del denominado "período de sospecha".

Ante el dictamen fiscal, el magistrado dará vista a las partes y luego resolverá si envía la causa a sorteo a un Tribunal Oral. Para el fiscal, Jaime se enriqueció ilícitamente “mediante las operaciones de compraventa de bienes y con la participación de las personas interpuestas”.

La causa por enriquecimiento ilícito a Jaime se abrió en el 2008 por denuncia del abogado Ricardo Monner Sans. La pesquisa estuvo durante años a cargo del juez federal Norberto Oyarbide y luego pasó a Casanello.

Fuente Página 12 Últimas Noticias