El vicepresidente del Mercado Central habló en Radio del Plata de los precios de la carne y el impacto que genera en el bolsillo de los trabajadores. Responsabilizó de las subas a los sectores supermercadistas y aseguró que se dio por especulación empresaria.

“El asado y los cortes más fino de carne tendría que estar entre $90 y $100, salvo el lomo, que podría estar $130 o $140 pero no incide (en el conjunto), son solo 1,5 kilos por cada media res”, sostuvo el empresario de la carne.

En relación a la abrupta trepada de precios que se dio desde el mes de diciembre, dijo que “fue una avivada de los supermercados que nos robaron 200.000 millones con la devaluación, porque la vaca come pasto, no tiene condimento de dólar, no tenían que subir los precios, pero a río revuelto ganancia de pescadores…”

“Lo importante es que el gobierno ya detectó quienes son los que distorsionan los precios y quienes se hacen los vivos”, precisó y auguró un mayor control de precio desde la gestión nacional.

Samid se mostró contrario a la posible importación de carne desde Uruguay, como amenazó el Gobierno en vista de las subas del precio de la carne.

“Tenemos que solucionar el tema de fondo, y es que los supermercados tiene que ganar un 20% y no un 200%. No me gusta traer nada importado porque me hace ruido, tenemos que defender a la pequeña y mediana industria nacional como se hizo en los últimos tiempos”, destacó.

Sobre la perspectiva a mediano y largo plazo, estimó que los precios de la carne se mantendrán estable, aunque aclaró que podrían sufrir nuevas alzas por la quita de subsidios a la tarifas.

No me gusta hablar de lo que no sé, hasta que no tenga la boleta no sé cuanto voy a pagar, pero si sube el 500% va a subir todo, no solo la carne”, culminó.

Miércoles 10 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre