El presidente de la Cámara de Diputados de Brasil, Eduardo Cunha, afirmó que el gobierno de Dilma Rousseff “ha dejado de existir”, por lo que anunció que bloqueará todos los proyectos del Poder Ejecutivo hasta que el Senado defina, tal vez en un período que se extenderá hasta septiembre, el juicio político de la mandataria aprobado en la Cámara baja el domingo.

“La representación del gobierno en Diputados no existe más porque para la Cámara de Diputados el gobierno ha dejado de existir. Es por eso que queremos que el Senado tome decisiones con velocidad (sobre el juicio político) de Rousseff”, afirmó Cunha a la prensa local.

La presidenta anunció ayer en conferencia de prensa que prepara nuevas medidas económicas pese a que el próximo mes, si el Senado acoge la acusación votada por Diputados, deberá tomar licencia del cargo por 180 días hasta un juzgamiento final y ceder el interinato al vicepresidente Michel Temer-aliado de Cunha-, a quien Dilma califica de “traidor”.

Según Cunha, la votación de la Cámara baja “significó que no reconoce más al gobierno”. “Yo cumpliré la ley, si hay temas en agenda por ser votados, pero no creo que prospere nada relevante antes de que el Senado se pronuncie”, dijo Cunha. El Senado, según cálculos parlamentarios, podría a mediados de mayo definir una votación por mayoría simple sobre si acepta o no la denuncia.

Fuente Página 12 Últimas Noticias