Juan Gabriel Labaké habló con Radio Del Plata acerca de la reaparición pública de Antonio Stiuso, y de su testimonio ante la jueza Palmaghini en la causa Nisman, al que relacionó con una operación mediática sostenida por la macrismo en contra de la expresidente Cristina Kirchner, para responsabilizarla por el supuesto crimen del fiscal.

Hay una campaña mediática de la prensa del sistema para que Macri apriete la mano, denuncie al gobierno anterior, diga lo de la herencia recibida, para que apriete Macri a la expresidenta. Y está (Sandra) Arroyo Salgado apareciendo en TN insistiendo en viejas posiciones rebatidas por hechos y pruebas, y hay una arremetida de los poderes de querer aparecer que mataron a Nisman, y transformarlo en un mártir cuando ha sido un pícaro y sinvergüenza. Es una arremetida feroz”, expresó Labaké.

Sobre la presentación del exagente Antonio Stiuso ante la jueza Fabiana Palmaghini, donde habría relacionado a dirigentes como Luis D´Elía y Fernando Esteche, como eventuales partícipes de la muerte de NIsman, Labaké consideró que Stiuso debió haber sido detenido en el momento por falso testimonio.

“Si (la jueza Palmaghini) hubiera tenido la presencia de ánimo y la autoridad moral suficiente frente a este provocador de bajo fondo (por Stiuso), lo habría masacrado en el sentido jurídico de la palabra a preguntas, y tendría que estar preso por falso testimonio”, dijo por las diferencias respecto a su anterior declaración ante Fein.

“Si fue jefe de operaciones de contrainteligencia, hombre fuerte de la SIDE, protegido por expertos, más de un juez débil de carácter y con alguna cola de paja seguramente le tenía miedo”, indicó por los lazos del exagente con funcionarios del poder judicial.

En otro orden de cosas, Labaké se refirió en Radio del Plata al cruce que tuvo el exfiscal Luis Moreno Ocampo con Antonio Stiuso, quien increpó al exfiscal en tono amenazante a través de una llamada telefónica durante el programa Intratables.

“Me dolió porque Luis Moreno Ocampo fue fiscal de tribunal penal internacional, y nunca se debió prestar a ese juego. Era un diálogo muy desparejo, entre un especialista en derecho y un apretador de barrio, un matón. No pueden dialogar en nada, fue una amenaza permanente de revelar algo”, dijo Labaké sobre el caso.

Audio de la entrevista

Jueves 3 de marzo de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre