En diálogo con Mañana Sylvestre, Solá realizó una radiografía de los primeros 60 días de gobierno de Mauricio Macri: “Me parece que están tratando de arreglar las cuentas de la economía que estaban muy mal, las de la energía que estaban mucho peor, y otras cosas más… Pero que la idea es primero lo arreglamos y luego nos fijamos cómo queda la gente. Y es un problema grave porque la economía no es un conjunto de cifras. Yo estoy seguro de que el diagnóstico de lo que pasa es correcto; la impresión que da es que quieren arreglar las cosas, pero hay una frase de que es del kirchnerismo que es muy buena, más allá de quién la haya dicho: `la economía hay que arreglarla con la gente adentro`, y la energía también, que es parte de la economía”.

“Me parece que hemos pasado de una inflación de llevar la bomba del consumo como único tema, a una inflación de costos ahora, no de demanda; la demanda ha caído y los costos han subido de manera muy fuerte”, sostuvo en Radio del Plata.

Para Solá, el presidente debiera explicar los motivos de la suba abrupta en las tarifas eléctricas, como así también tomó distancia del protocolo de protesta social impulsado por la gestión Macri, al que considera demasiado “rígido”.

El impuesto a las Ganancias

Consultado sobre si el bloque del Frente Renovador acompañará la modificación de ganancias el diputado adelantó que “en principio vamos a proponer un proyecto diferente y trataremos de consensuar en la medida de lo posible, porque prácticamente todos los trabajadores conveniados reciben un salario, y el salario no es ganancia”.

Por otra parte, rescató el proyecto presentado por el oficialismo, que eleva a $30.000 bruto el mínimo no imponible, aunque consideró “insuficiente” la medida.

La gestión de Vidal

Cuando se le requirió que evaluara los primeros pasos de la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, Solá consignó que “según mi parece ella se sorprendió con el triunfo, no estaba muy bien preparada, el equipo lo tuvo que armar a las apuradas… Y creo que se sorprendió con el estado de la provincia, no lo tenía muy bien estudiado; y el estado de la provincia era peor al que esperaba. Me parece que eso influyó en los problemas que tuvo, y a lo mejor cierta inexperiencia de sus funcionarios. Pero me parece una persona que tiene un liderazgo, se convirtió en una persona muy atrayente para la gente, y eso sólo hace que le demos a la gente la esperanza de que va a tener un gobierno cada vez mejor”.

Carrió y sus críticas al Papa

En referencia a los dichos de Elisa Carrió quien tomó distancia públicamente de la figura del Papa Francisco, Felipe Solá fue ácido: “Anunciar -como hizo Carrió- `yo no voy a Roma…`, bueno… en principio primero la tienen que invitar…; y segundo, la soberbia de juzgar hasta el Papa, es excesiva… Carrió juega en una cancha chiquita, como en el papi fútbol, como todos nosotros; y el Papa juega en una cancha inmensa, que es el mundo; su objetivo es tratar de cortar lo que él llama `la tercera guerra mundial en cuotas´, que es lo que estamos viviendo… Sus jugadas son enormes. Y por otra parte asistir al que está en la mala, no es avalarlo”.

Por último se refirió a la detención de Milagro Sala y consideró que “es una mujer muy violenta, pero al mismo tiempo ha tenido un rol social importante; y a la vez está acusada de hechos de corrupción, lo que merece que se produzca un proceso y que se evalúe si es culpable o no”.

“Ahora, la mayoría de la gente que tiene procesos por corrupción, camina por la calle…, como Jaime, o Schiavi. Lo cual da para pensar que este es un hecho político, más allá de que a mí no me gusta el estado paralelo de Milagro Sala con plata del Estado, ni me gustaron nunca las actitudes violentas… Pero eso no tiene nada que ver con la función del pastor: Cristo no era juez, y el Papa tampoco lo es”, cerró.

Audio de la entrevista

Jueves 18 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre