La camarista María Laura Garrigós de Rébori, referente de la agrupación Justicia Legítima, advirtió ayer que la líder de la organización territorial Tupac Amaru, Milagro Sala, es “una presa política” y que tiene “derecho a esperar su juicio en libertad”. En esa dirección, Garrigós de Rébori consideró que “una persona tiene que llegar a juicio con pruebas reunidas y esas pruebas, además, tienen que ser coherentes para promocionar la condición de juicio” por lo que Sala “tiene derecho a esperar su juicio en libertad”, advirtió. En declaraciones a Radio El Mundo, la magistrada se preguntó “¿cómo el Estado le va a sacar la libertad a alguien por las dudas?”. “El Estado tiene que proteger a los testigos y la forma correcta es brindándole la protección correspondiente” por lo que entiende que “Sala es una presa política y es necesario que vaya a juicio”, advirtió la jueza.

Fuente Diario BAE