Un grupo de 1700 dirigentes políticos, sociales y referentes académicos enviaron una carta al Papa para solicitarle su intervención ante las autoridades nacionales y provinciales con el objetivo de que la dirigente de la Tupac Amaru “obtenga sus derechos y libertades”. Milagro Sala se encuentra detenida hace 21 días en Jujuy por impulso del gobernador Gerardo Morales.

La misiva fue entregada al nuncio apostólico en la Argentina (embajador vaticano), monseñor Emil Paul Tscherring, por una comitiva encabezada por el ex secretario de Culto, Guillermo Oliveri; la ex diputada nacional Irma Parentella; el ex vicepresidente del Banco Nación de la Argentina, Lorenzo Donohe; y el ex embajador ante la Santa Sede, Juan Pablo Cafiero.

“Quienes ​adherimos a este petitorio para pedir su intervención para que Milagro obtenga sus derechos y libertades somos militantes políticos y sociales que vemos, con gran preocupación, este entorpecimiento a las libertades que debilitan la democracia y violan los derechos humanos”, indicaron.

El texto entregado el jueves en la embajada del Vaticano (la Nunciatura) en Buenos Aires lleva la firma de unos 1700 adherentes entre quienes se encuentran el ex ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el ex secretario de Asuntos Relativos a las Islas Mavinas, Daniel Filmus; el ex ministro de Defensa, Agustín Rossi, la madre de Plaza de Mayo, Tati Almeyda y el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi.

Milagro Sala se encuentra detenida en Jujuy desde el 16 de enero de este año, primero por encabezar una acampe en la plaza ubicada frente a la gobernación local y luego en el marco de una causa en la que se la investiga por supuesto “fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión”. Desde entonces, se puso en marcha una campaña nacional e internacional para exigir la libertad de la dirigente social, pero la justicia provincial insiste en ratificar la prisión preventiva, en línea con los argumentos presentados por el Estado jujeño.

Fuente Página 12 Últimas Noticias