“Planteamos una pauta nacional que no podía ser inferior a 35% o 40%. No sólo es necesario recomponer el salario sino también creemos que se debe tener la paritaria abierta porque no puede ser que el gobierno crea que somos los trabajadores los que vamos a pagar el costo de la crisis”, sostuvo Sonia Alesso, titular del gremio docente CTERA, en el inicio de los primeros encuentros con el funcionarios del gobierno, con vistas a fijar la paritaria nacional.

Alesso rechazó cualquier recomposición que tenga como techo el 20% o 25%, y dijo que esa cifra está “lejos” de las aspiraciones del sector. Para la dirigente gremial docente es necesario cerrar un aumento que tenga en cuenta “la inflación, lo que generó la devaluación, y a lo que se suma el aumento de tarifas, de peajes”.

Ha habido una brutal devaluación y una transferencia de recursos a sectores de poder económico, más ricos de la sociedad, y quieren que ese costo lo paguemos los trabajadores, y eso no lo podemos admitir”, expresó Alesso.

Luego, consideró “irresponsable” plantear a esta altura un posible conflicto con el inicio de clases y aseguró que el Gobierno “tiene que entender que este porcentaje no es para salarios de $50.000 sino sobre salarios de maestro de jornada simple cuyo piso salarial es de $6.060”.

Alesso se quejó por la falta de mediciones oficiales de inflación, en virtud de lo cual se pronunció en favor de mantener abierta la paritaria, para -en caso de ser necesario- hacer una corrección hacia arriba en los salarios y así proteger el poder adquisitivo de los docentes.

Audio de la entrevista

Miércoles 3 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre