Pablo Micheli, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTA-A), encabezó la entrega en el Congreso de la Nación de un proyecto que, entre otras medidas, impida el despido de trabajadores por un año, a la luz de la cantidad de trabajadores desempleados que alcanza, según estimó, a unos 100.000 en los ámbitos privado y estatal.

Organizaciones sindicales bonaerenses nucleadas en la CTA Autónoma se manifestaron también frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires para rechazar, entre otros puntos, la política paritaria de la administración de María Eugenia Vidal. Trabajadores estatales representados por ATE, profesionales de la Salud, docentes y judiciales, acompañados por militantes del MST y Barrios de Pie reclamaron además la “inmediata reincorporación de los despedidos” en todos los niveles de la administración nacional.

Raúl “Cachorro” Godoy, secretario de ATE bonaerense, anunció que mañana de realizará un plenario Nacional para luego realizar “una vigilia para que los trabajadores puedan llegar a sus lugares de trabajo el 31 de marzo” y evitar posibles despidos. Godoy criticó además a los sindicalistas “alcahuetes” que aceptaron las propuestas paritarias de la Provincia y llamo a poner en marcha un “plan de lucha” para “torcerle el brazo” a la Gobernación.

Micheli, en diálogo con FM Delta, evaluó en “unos 35.000 los empleados estatales despedidos, ente estatales, provinciales y municipales”, y consideró que la jornada de lucha se notará más en la provincia de Buenos Aires, donde se realiza un paro de 48 horas que afectará a los gremios estatales, de salud y judiciales.

Consultado sobre la reunificación de las CGT Alsina, Azopardo y Azul y Blanca, Micheli dijo que le “parece bien si es para defender los derechos de los trabajadores con más fuerza” y confirmó su adhesión al acto del 29 de abril. Con respecto a la unidad de su sector con la CTA que conduce Hugo Yasky, confirmó que ya han habido reuniones en torno a una “unidad de acción”.

“Nos juntamos con Hugo Yasky, con Roberto Baradel y José Reales (secretario adjunto de la CTA) para discutir el camino de la unidad, pero no es tan sencillo para nosotros superar seis años de ruptura de un día para el otro”, admitió. De todas maneras, aseguró que están a las puertas de acordar un plan de acción conjunto que incluya además de los despidos, la exigencia de la apertura del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil y contra la criminalización de la protesta.

Fuente Página 12 Últimas Noticias