Es amplio el malestar que existe entre los padres de los estudiantes que ayer debieron realizar el Operativo Aprender en las instituciones educativas del barrio de la Paternal.

El punto principal reside en que la actividad, según el gobierno nacional de Cambiemos, era anónima. Cosa que quedó absolutamente verificada que se trató de una simple mentira.

Todos los alumnos recibieron sus cuestionarios con un NUMERO IDENTIFICATORIO que era coincidente con el orden de lista de asistencia del aula.

Muchos padres hicieron llegar su indignación a nuestra redacción, expresando que sus hijos fueron expuestos a preguntas que nada tenían que ver con temas educativos.

Fuente: Osvaldo Peralta