Este lunes por la noche, la Comisión Directiva aprobó por unanimidad el rechazo al gerenciamiento en el fútbol.

La pasión en el deporte va más allá del verde césped. La identificación con nuestros colores tiene un eje fundamental, y ese es el Club. Argentinos Juniors, con sus 112 años a cuestas, se apoya en el fútbol y en lo social de igual manera. Siempre, los socios serán los dueños y soberanos de nuestra institución, donde se forjan valores como la amistad, inclusión y acciones solidarias en la comunidad. Esto permite, entre otras cosas, reforzar la educación a las nuevas generaciones.

Los clubes fueron creados como Asociaciones Civiles sin Fines de Lucro, ya que su rol en la comunidad es casi tan importante como lo profesional de su primer equipo. Bajo este formato se cosecharon logros y se vivieron momentos de crisis, pero las riendas se mantuvieron en manos de los directivos, elegidos periódicamente a través de las elecciones sin que nunca se perdiera la identidad.

Por otra parte, las experiencias de las SAD en diferentes clubes del país han sido todas negativas y de total perjuicio para los socios.

La pérdida de esa identidad deja secuelas que cuestan mucho dejarlas atrás. Sin ir más lejos, aunque no fue con la figura de SA, el año que Argentinos mudó su localía a Mendoza con el fútbol gerenciado, y todo el tiempo que no se pudo hacer de local en nuestro estadio, dejaron consecuencias que aún hoy cuestan restablecer.

Este lunes por la noche, en la reunión de Comisión Directiva se dio un paso importante. Con total unión, todos los presentes rechazaron de forma unánime a las Sociedades Anónimas Deportivas, blindando el futuro de nuestra institución  cualquier amenaza de gerenciamiento que les quite representatividad a los socios.