“Estamos es una crisis fuerte y profunda, que vino para quedarse un tiempo, y nos golpea a la economía nuestra, en Chubut, porque tenemos un crudo pesado y de exportación, cuyo precio ha caído. Estamos tratando de buscar un valor de referencia, algunos le llaman subsidios, pero nosotros queremos que haya aportes de sectores que tiene espalda ancha, como el Estado Nacional y las operadoras petroleras”, expresó Mario Das Neves, gobernador de Chubut tras la charla que mantuvo en la víspera con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el de Energía Juan José Aranguren, y el de Trabajo, Jorge Triaca, en medio de los dificultades por las que atraviesa la industria petrolera.

Estoy convencido que Macri apenas venga de Davos, va a tener que intervenir y tomar alguna decisión”, indicó el mandatario chubutense y abogó por resolver el conflicto utilizando “la figura de la perinola, donde todos ponen”.

Das Neves recordó que en los tiempos dorados del petróleo, cuando superaba los US$100 el barril, las exportaciones significaron un aporte importante para el Estado nacional a partir del cobro de regalías. “Sólo en 2014, el Estado se quedó con $14.000 millones”, remarcó.

Hay que llegar a un valor de referencia del crudo para que se mantenga la actividad industrial y los puestos de trabajo”, apuntó.

Por otra parte, Das Neves salió a marcar la cancha al Gobierno nacional por la transferencia de ingresos hacia la ciudad de Buenos Aires: “¿Cómo no voy a pelear al Estado nacional si por decreto sacó un aumento de 167% de coparticipación para un Estado (por la Ciudad). Más allá de un traspaso de la Policía Federal -con el que estoy acuerdo-, pero el monto traspasado es equivalente al presupuesto anual de nuestra provincia”, dijo y subrayó que con “$250 millones se arregla el conflicto”.

El precio internacional del crudo tuvo una abrupta caída con perspectivas de estabilizarse en torno a los US$20 dólares por barril, una de los valores más bajas en décadas.

Audio de la entrevista

Jueves 21 de enero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre