Leemos:
Los trabajadores se concentraron en el acceso sur, incluyendo a los intendentes Facundo Prades (Calera Olivia), Omar Fernández (Pico Truncado) y José Carambia (Las Heras), además de otros referentes políticos, entre ellos un funcionario enviado por la gobernadora Alicia Kirchner, el secretario de Trabajo, Teodoro Camino. Según se estima eran alrededor de 8 mil personas las que participaron en la marcha.
En el acto se dio lectura a un petitorio que se envió al gobierno nacional para exigir que se adopten normativas que constituyan un reaseguro de las fuentes laborales y fueron los principales dirigentes de los gremios petroleros, quienes lanzaron serias advertencias al gobierno nacional si el mismo no responde a los reclamos de las comunidades patagónicas.
El secretario general del Sindicato Petrolero Santa Cruz, Claudio Vidal afirmó que “si hay despidos no habrá petróleo para nadie”, en tanto que su par del gremio de trabajadores convencionales de Chubut y al mismo tiempo titular de Petrominera, Jorge “Loma” Ávila dejó en claro que “si quieren otra Patagonia Rebelde, la tendrán“.


Fuente: José Ruben Sentis