El pasado miércoles 21 de junio,  un grupo de organizaciones cristianas que conforman el Espacio Ecuménico Patrick Rice le entregaron un documento a la Conferencia Episcopal Argentina en el que reiteran el pedido de información sobre el destino de los detenidos-desaparecidos durante la dictadura cívico-militar. Allí solicitan “saber la verdad sobre qué fue de nuestras familias, amigos, compañeros, hermanos de múltiples creencias, donde están, qué han hecho con ellos, dónde los llevaron, dénde los asesinaron, y dónde los sepultaron o enterraron (si tienen sepultura)”.

El citado documento expresa que no puede haber reconciliación cuando los genocidas no expresan arrepentimiento ni reconocen sus faltas, subrayando que en muchos casos han manifestado “que si tuvieran otra oportunidad volverían a hacer lo mismo”.

También hacen un llamado a la interpelación de la jerarquía católica al preguntarse a través del documento “¿Qué novedad ha habido que no conocemos que promueve la reconciliación por parte de la Conferencia Episcopal Argentina?”. También se recuerda la actuación de la jerarquía de Iglesia que prácticamente, salvo muy pocas excepciones, actuó con complicidad frente al horror.

El valiente documento expresa que “no hay reconciliación si no hay arrepentimiento, ni verdad, ni justicia sobre la historia pasada” y reclama por los juicios por lesa humanidad, que en muchos casos están estancados, y se rechaza fuertemente que a los datos que tiene la Conferencia Episcopal sólo puedan tener acceso los familiares, haciendo un pedido de que los mismos sean públicos. Por último, el documento lleva anexado un importante e inédito registro de los confesionales desaparecidos o asesinados: católicos, metodistas, evangélicos, etc.

Los firmantes del documento son: Fraternidad Carlos Foucald; Madres de Plaza de Mayo-Linea Fundadora; Comunidad Pentecostal Dimensión de Fe; Casa Ecumenica Popular; En Memoria del Pueblo; Movimiento Misioneros de Francisco; Scouts con Memoria; Movimiento Fray Carlos Bustos; Colectivo Kevin O’ Neill; Grupo por la Memoria de Orlaqndo Yorio; Centro Martín Cunz; Asociación Casa de Todos; Cristianos de Base; Cristianos por la Vida, la Democracia y la Justicia; Espacio Ecuménico Fe y Política; Católicos por el Derecho a Decidir; Comisión de Justicia y Paz – Misioneros Claretianos; Vulnerabilidad CTA; Asociación Sobrevivientes de la Tortura de Argentina; Escuela Popular de Música; Fundación Música Esperanza (Ex Esma); Los Deska del Negrito Martinez y Curas en la Opción por los Pobres.

También adhieren al documento: APDH, CMM (Colectivo Memoria Militante), SERPAJ (Servicio Paz y Justicia), Familiares de Desaparecidos de la Colectividad Japonesa, Hermanos de Desaparecidos por la Verdad y la Justicia, APRH Argentina (Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica) Comisión por la Memoria, la verdad y la Justicia de Zona Norte, Asociación de ex Presos Políticos de La Rioja, Colectivo Hijos de ex Presos Políticos de La Rioja), Centro Tiempo Latinoamericano, Comunidad “Encuentro y Liberación” (Córdoba)

Adolfo Pérez Esquivel (premio Nobel de la Paz), Daniel Echevarría (Misionero SS Corazones), Fernando Parodi (Ex sacerdote diócesis de Buenos Aires), Rubén Capitanio (sacerdote católico de Neuquén), Alicia Graziano de Rougier (Agrupación Trabajadores Sobrevivientes de la Tortura-CTA), Carlos Alberto Herbón (laico), Ruben Dri (teólogo y filósofo), Alicia Albino (laica), Eva Orifici y Raul Marcianbo (ex presos políticos, testigos y querellantes), Alba Lanzillotto, Delfor “Pocho” Brizuela (Secretario de DDHH de La Rioja), Marcela Eva Santucho (escritora), Myrta Rivadaneyra (Madre de Plaza de Mayo de Zárate) Eduardo de la Serna (sacerdote de Quilmes), Juan Angel Dieuzeide (sacerdote de Bariloche), Eva Abrameo de Benitez y Carlos Benítez (Animadores de Comunidades de Viedma), Domingo Bressi (Sacerdote católico Arquidiócesis de Buenos Aires, integrante de los Curas Opción Por los Pobres), Gerardo Burton (laico, periodista, poeta de Neuquén), Roberto “Tito” Borda (laico, militante en asociaciones de la Iglesia Católica y ONGs de San Pedro), Florencio Lezica (querellante por la Mega Causa Campo de Mayo) y María Julkia Daroqui (querellante en la causa Atlético-Banco-Olimpo II).