Durante una audiencia en el Anexo A de la Cámara de Diputados, representantes de asociaciones y organizaciones sindicales de prensa de todo el país sostienen que el protocolo impulsado por el presidente Mauricio Macri y puesto en marcha por la ministra Patricia Bullrich, intenta regular la tarea periodística de cobertura informativa y, por lo tanto, “atenta contra la libertad de expresión y la libertad de informar adecuadamente a la sociedad”.

Los gremios criticaron el apartado del Protocolo de Seguridad en el que se indica que frente a una actividad pública "para los medios de comunicación se establecerá una zona determinada, donde se garantice la protección de su integridad física, y que no interfieran con el procedimiento".

“El Protocolo (…) nos afecta como trabajadores y ciudadanos porque su articulado podría derivar en el ejercicio de la violencia policial como respuesta a los reclamos populares”, sostienen Sipreba, Argra, Fatpren, el Sindicato de Prensa de Rosario (SPR), el Circulo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (CISPREN) y la Asociación de Prensa de Santa Fe (APSF).

Las entidades dejaron claro que “no aceptamos limitar nuestros movimientos a una ‘zona determinada'” y recordaron que “reporteros gráficos, camarógrafos y periodistas, rompiendo en muchos casos con la línea editorial de las empresas donde trabajan, aportaron con su registro de los hechos a que no queden impunes”, como los asesinatos de Darío Santillán, Maximiliano Kosteki y Mariano Ferreyra.

“La seguridad de los trabajadores de prensa es una prioridad entre las preocupaciones de nuestras organizaciones pero es ingenuo pensar que el protocolo tiene un interés genuino sobre el tema”, indicaron a través de un comunicado y concluyeron que “no sirve a los periodistas ni a la sociedad, que sean las mismas fuerzas de seguridad las que únicamente filmen o graben los operativos”.

Fuente Página 12 Últimas Noticias