En la última semana, los vecinos del barrio sufrieron las consecuencias de las deficiencias en el servicio. El día sábado la zona de Av. San Martín entre Paysandú y Nicaso Oroño amaneció con los contenedores rebalsados de basura debido a que no se realizó la recolección.

Según el Gobierno de la Ciudad, este servicio funciona mayormente en horario nocturno, donde se realizan viajes en camiones compactadores que recolectan los residuos que son llevados a estaciones de transferencia por la empresa contratista Integra.

Los vecinos que detecten anomalías en el servicio pueden realizar sus reclamos comunicándos al 0800-222-0200 durante las 24 horas del día.

El conflicto gremial

El Sindicato Único de Recolectores de Residuos reclama el pago del bono anual que reciben por parte de las empresas desde hace 10 años y que ahora éstas se niegan a abonar. El año pasado, el bono fue de $ 7.200 y este año, aplicándoles los porcentajes de actualización correspondientes, alcanzaria los $9.500. Desde la Cámara empresaria afirman que el Gobierno no les permite firmar el pago del mencionado bono.

En el día de ayer, el servicio de recolección comenzó a normalizarse en nuestro barrio tras dictarse la conciliacion obligatoria, por lo que el personal comenzó a trabajar a regalamento. Según el testimonio de los vecinos, en la Av. San Martín se realizó la recoleccion a la 1am de este domingo quedando aún contenedores con basura en las calles transversales.