Protesta por falta de vacantes en los colegios

Espacio de publicidad

Muchos chicos se quedan fuera del sistema en la ciudad de Buenos Aires y los padres están desesperados. En 2016 hubo más de 11 mil pibes que no consiguieron ingresar a las escuelas públicas.

Por Gabriel Arias para Crónica

Decenas de padres se auto convocaron en las puertas del Ministerio de Educación porteño para exigir más vacantes en los colegios de la ciudad de Buenos Aires, ya que según una de las madres que acamparon, “el año pasado once mil chicos se quedaron fuera del sistema y queremos saber por qué nuestros chicos no pueden ir a las escuelas”.

La amplia convocatoria tuvo lugar en la puerta del organismo (en la avenida Paseo Colón al 200), donde intentaron tener una reunión con funcionarios de dicha cartera, aunque sin el resultado esperado. Una de las madres de los chicos que estaba en el lugar, Valeria, le dijo a Crónica: “Estamos acampando acá porque no tuvimos ningún tipo de respuesta por parte del gobierno por el tema de las vacantes en los colegios. Somos miles de familias que estamos sin vacantes y ninguna explicación, ya que ningún funcionario vino a dar la cara, sólo apareció uno que dice no tener la solución para esto. El año pasado, once mil chicos se quedaron sin vacantes, o sea, estuvieron fuera del sistema y se quedaron sin poder estudiar”.

Consultada sobre los datos que manejan para este año, la mujer agregó que “no hay cifras por el momento, ya que la Defensoría del Pueblo está elaborando un informe. Algunos hablan de 95.000, pero no tenemos datos oficiales, por lo cual, ellos deben tener un número concreto”.

Cabe destacar que la falta de plazas apuntó en gran porcentaje al nivel inicial (chicos de 1 a 4 años), algo que apremia a los padres de los más chiquitos. “El nivel inicial es el más afectado, ya que de los once mil chicos que se quedaron sin vacantes el año pasado, diez mil eran de esa etapa. El maternal y el jardín de infantes son los de mayor problema con respecto a las vacantes. Lo cierto es que faltan diez días para el comienzo de las clases y no sabemos dónde vamos a llevar a los chicos, por eso queremos que alguien se haga cargo y nos dé una respuesta lo antes posible”.

Pensando en una futura medida, Valeria agregó que “si no tenemos respuestas del ministerio o de algún funcionario, nos reuniremos con los padres para ver qué hacemos. Nuestros hijos no pueden ingresar al sistema y eso nos preocupa mucho. Está en juego el futuro de ellos, no es un tema menor”.

Espacio de publicidad

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*