La apertura del Centro de Salud y Atención Comunitaria ubicado en el edificio de la ex Liga Israelita era una demanda histórica del barrio, que se tradujo en una conquista luego de muchos años de organización y de lucha por parte de los vecinos. La inauguración del flamante establecimiento se llevó a cabo a fines del año pasado con un gran festival y en medio de un clima de celebración. No obstante, su funcionamiento es deficiente y muchos pacientes expresan día a día sus quejas por la falta de atención y de acceso a los turnos.

Es el caso de Federico, un vecino jubilado que vive a pocas cuadras del lugar. “La primera vez vine porque tenía un pie lastimado, pero no había nadie atendiendo. Otro día vine a sacar un turno con un médico de cabecera y me respondieron que no había” sostuvo.

Gimena, otra vecina del barrio relató: “Vine a sacar un turno para Ginecología y me dijeron que no podían asignármelo porque para poder atenderme tenía que estar empadronada. No me ofrecieron empadronarme ni me dijeron dónde debía hacerlo”. “Es algo insólito. Nunca me pidieron algo así en un centro de salud pública”, concluyó.

Este CeSAC cuenta hasta el momento con dos consultorios odontológicos de adultos y pediátricos, dos ginecológicos, uno de Salud Mental y cinco de Medicina General; vacunatorio, farmacia, enfermería comunitaria, sectores administrativos, sala de espera, salón de usos múltiples, sala de estar para personal médico y de Enfermería. Pero la realidad es que aún no cumple con su finalidad, que es la de brindar atención primaria a los vecinos.

Asimismo, durante este mes de marzo vence el plazo estipulado para la finalización de la segunda etapa de la obra, que consiste en la instalación de un Centro Médico de Referencia compuesto por siete consultorios de especialidades médicas y aparatología para la resolución de la demanda con procedimientos como ecografía, mamografía, radiología convencional y odontológica.

Otro tema que aún no solucionó el Gobierno de la Ciudad es la corrección de la señalética indicativa de las calles aledañas al Centro de Salud. Allí los letreros consignan erróneamente que está ubicado en el barrio de Villa Crespo y no en La Paternal. Es el caso, por ejemplo, de los carteles colocados en la esquina de Av. San Martín y Fragata Sarmiento y en la de Juan Agustín García y Boyacá.