Hernán Iglesias Illa, actual coordinador de Políticas Públicas de la jefatura de Gabinete pasó por los micrófonos de Mañana Sylvestre, donde brindó algunos detalles de su nuevo libro, “Cambiamos”, donde narra el día a día de la campaña que llevó a Macri a la presidencia.

“El libro es un diario de campaña, empezando en marzo de 2015, cuando empiezo a anotar cuando volvía a casa -2 o 3 veces por semana- lo que había pasado, de qué temas habíamos hablando, como veíamos la campaña y como iban avanzando las cosas”, comentó.

“No es un libro reflexivo, sino que es de esos donde el narrador sabe menos que el lector y eso es algo que a la gente que lo ha leído le ha gustado”, explicó haciendo hincapié en el relato mes a mes que realizó sobre el devenir de la campaña política de Cambiemos.

Iglesias Illa en el libro revela algunos de los debates internos que se daban entre los intelectuales y economistas del riñón macrista, dentro de la Fundación Pensar acerca de la dualidad de posturas sobre cómo afrontar la conducción económica del país, entre la política de shock y el gradualismo, tesitura que finalmente privó.

“El debate se daba entre quienes querían solucionar la macroeconomía rápido, al precio de enfriar la economía, crear desempleo y bajar el salario real para después crecer o ir a un ritmo más lento que es el que finalmente se decidió. Lo que se solucionó rápido fue solamente el tema cambiario pero el déficit fiscal va a seguir habiendo por bastante tiempo, e inflación también”, explicó el periodista y actual funcionario macrista.

El rol de Durán Barba

El escritor ponderó “la consistencia y coherencia” que tuvo la campaña de Cambiemos, de la que participó y aclaró que el consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, si bien tenía un rol importante en las decisiones del espacio no era el único que resolvía los destinos de Cambiemos.

“Hay gente que cree que (Durán Barba) tuvo un poder omnímodo sobre toda la campaña. Es una persona muy importante, miembro de la mesa política de la campaña, pero todas las decisiones se tomaban en conjunto y era una voz más, porque además estaban Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta o Emilio Monzó, a los que escuchaba el hoy presidente”, resaltó.

También habló de las presiones que venían desde el llamado Círculo Rojo, para que se forzara a una alianza antikirchnerista junto a Sergio Massa, y que tuvo rechazo dentro de quienes conformaban el riñón de Macri.

El sello Obama

En relación a la técnica de campaña política utilizada por Cambiemos, Iglesias Illa admitió coincidencias con parte de lo que realizó Obama en 2008 en Estados Unidos.

“Tomamos la comunicación de campaña como una gran conversación, lo más individual y lo más masiva posible al mismo tiempo, a través de muchos medios, entre ellos digitales. Eso lo hacía mucho Obama y es algo mucho más barato que poner carteles en la calle que son muy caros, y uno no tiene un respuesta definitiva, uno no sabe lo que está pasando con ese cartel”, refirió.

El debate con Scioli

Consultado acerca de lo que habría sido una de las estrategias principales de Cambiemos, y que apuntaban contra la buena imagen que tenía Scioli entre la ciudadanía, Iglesias Illa expresó: “La imagen de Scioli en todo el año pasado y casi hasta muy el final -porque después se resquebrajó un poco- era la de un buen tipo, más bien inofensivo. Entonces queríamos un poco cambiar eso, tratar de mostrar a Scioli un poco más nervioso y un poco más agresivo. Y creo que en parte del debate, lo logramos, la primera parte sobre todo”.

Audio de la entrevista

Martes 26 de enero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre