El gobernador rionegrino, Alberto Weretilneck, firmó el decreto reglamentario que autoriza la realización de abortos no punibles en los hospitales públicos provinciales, en consonancia con ley votada en 2012. La diputada oficialista Marta Milesi, médica e impulsora del proyecto, detalló que la práctica será voluntaria y sin más consentimiento que el de la víctma de una violación, a partir de los 16 años. También se creará un registro de objeción de conciencia en el ámbito público y privado, que no debe afectar la atención previa ni posterior de la mujer.

La legisladora por el bloque Juntos Somos Río Negro reconoció la demora de más de tres años en la aplicación de la ley que reconoce el derecho de las mujeres a practicar un aborto no punible y explicó que “llevó su tiempo elaborar los protocolos correspondientes y no era fácil meterse en estos temas que tienen con la vida y con la muerte, porque algunos piensan que se legisla sobre la muerte, cuando en realidad lo hacemos sobre la vida".

La diputada e impulsora del proyecto señaló que "en la práctica no hubo trabas legales o técnicas para que una mujer violada y embarazada pida que le hagan un aborto en un hospital público, pero faltaba la decisión política en la materia y mientras tanto algunos colegas míos se hacían los distraídos y tal vez por viveza criolla derivaban esos casos al consultorio particular".

En ese sentido, Milesi se refirió al Registro de Objetores de Conciencia, prevista en la ley, por la cual un profesional de la salud puede negarse por razones religiosas o de otro tipo a una práctica de este tipo, pero dijo al respecto que "esa objeción tiene que estar registrada, para que sea efectiva tanto en el hospital como en la actividad privada".

La también titular de Comisión Permanente de Asuntos Sociales de Río Negro indicó que la objeción médica es sólo para la práctica del aborto: “Se tiene que informar a la mujer que llega al hospital público o a la salita que existe esta Ley y el Decreto y que hay un protocolo de Aborto no Punible”.

Milesi, según público el portal ADN de Río Negro, también pidió la colaboración de los equipos médicos en la denuncia posterior: “La violación es un delito y las pruebas que se deben tomar son fundamentales para poder detener al violador”.

La legisladora subrayó que el protocolo estará vigente “sin consentimiento de nadie” para toda mujer que a partir de los 16 años decida realizarse un aborto. “Porque esto es una herramienta voluntaria y no obligatoria. Mientras que los menores de 16 años tiene que ir acompañada del representante legal”, explicó.

“Aquí se tiene la mirada de la Organización Mundial de la Salud en donde se establece que la Salud tiene que mantener un equilibrio entre lo físico, lo psíquico y lo social. Es un tema importantísimo que nosotros estemos considerando la falta de salud en la palabra social”, sostuvo la diputada durante el acto desarrollado en la Casa de Gobierno en Viedma.

Fuente Página 12 Últimas Noticias