Este nuevo DNU es la consumación más brutal de los deseos de la mayor corporación mediática del país; seguramente redactado por el propio Héctor Magnetto. El presidente Macri desobedece la orden judicial del Dr. Arias, arrasa con la legislación de medios audiovisuales y telecomunicaciones y le entrega el mercado en bandeja al Grupo Clarín”, consideró Martín Sabbatella y aseguró: “Estas medidas evidencian que no se trata sólo de un Gobierno favoreciendo a las corporaciones, lo cual sería gravísimo para el país; se trata de las corporaciones escribiendo e implementando sus propios negocios desde los despachos de la Casa Rosada, un verdadero plan estratégico acelerado para apropiarse de los recursos de la Patria y del Pueblo. Macri desobedece a Arias para obedecer a Magnetto”

A pesar de la restricción judicial dictada por el juez de La Plata, Luis Arias, hoy fue publicado el decreto de necesidad y urgencia n° 267/2015 con la firma de Macri y todos sus ministros, mediante el cual se disuelven las autoridades y consejos federales creados por las leyes 26.522 (de Servicios de Comunicación Audiovisual) y 27.078 (Argentina Digital) y se constituye un solo ente unificado (Ente Nacional de Comunicaciones) bajo la órbita del Ministerio de Comunicaciones. El DNU arrasa con los principales límites establecidos para impedir la concentración de medios, con lo cual cumple con todas las pretensiones del Grupo Clarín y las empresas de medios más poderosas. De eso modo, viola la medida cautelar dictada por el juez platense, modificando el contenido de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. 

“Vamos a ampliar la denuncia penal que ya presentamos en La Plata, ahora contra Macri, su jefe de Gabinete Marcos Peña, el ministro de Comunicaciones y el resto de los miembros de Gabinete que firman este decreto vergonzoso, porque claramente desobedecen la medida cautelar dictada por Arias”, explicó Sabbatella, quien adelantó además que “presentaremos amparos contra esta ilegalidad para evitar que se concrete este negociado increíble en el mercado audiovisual y de las telecomunicaciones”.  El funcionario desplazado por Macri puntualizó que “mediante este DNU ilegal, el Gobierno estiró y eliminó los límites y las restricciones impuestas por el Congreso para los licenciatarios de servicios de comunicación audiovisual: ahora pueden tender redes de cable en todo el país sin límites, arrasando a PyMES y cooperativas; pueden acumular hasta 15 licencias de radio y TV abierta; pueden tener señales de TV abierta adonde tienen servicio de cable; pueden comprar y vender cuando quieren las licencias; pueden trasmitir más contenidos en red, con lo cual destruyen la producción de programas locales; pueden superar el límite del 35% de cuota de mercado establecido. Es decir, pueden hacer todo lo que la OEA, la ONU y la Corte Suprema de Justicia calificaron como la peor amenaza contra la libertad de expresión y la pluralidad, que es concentrar todo el mercado en pocas manos”. “Es una aberración, que retrocede muchos años en lo que hace a diversidad, pluralismo y desarrollo del mundo audiovisual. Un ataque brutal a la libertad”, afirmó Sabbatella. 

Respecto a las denuncias hechas por el macrismo sobre la composición de los directorios de AFSCA y AFTIC, el dirigente kirchnerista señaló: “Se les terminó de caer la careta y dejaron en evidencia que sus críticas eran una mentira. En el DNU proponen eliminar los directorios plurales, que incluían representantes de las universidades, gobernaciones y sindicatos, y quieren un ente con un directorio con cuatro miembros nombrado por Macri, y tres por las tres primeras fuerzas políticas del Congreso. Es decir, que Macri tendría mayoría absoluta entre los siete miembros de ENACOM”.

Nuevo Encuentro