Milagro Sala dijo que “esto que nos están haciendo Macri y Morales no nos asusta, sino que al contrario nos fortalece”, y volvió a reclamar que se cumpla con la resolución de las Naciones Unidas que exigió su inmediata liberación. La líder de la Tupac Amaru, quien ya lleva 301 días presa, afirmó también que el gobernador jujeño “se caga en todo” y que tiene “una obsesión contra nuestra organización y está destruyendo” todo lo que construyó.

La dirigente social jujeña remarcó que Macri y Morales deben cumplir con lo que planteó la ONU porque si no lo hacen “se están contradiciendo”. “Muchas veces ellos dicen que hay que respetar las instituciones. Hoy ellos no están respetando instituciones, se están cagando en las instituciones”, señaló Sala en una entrevista por Radio 10.

El reportaje finalizó abruptamente cuando los agentes penitenciarios de la cárcel de mujeres de Alto Comedero, se dieron cuenta de que estaba hablando con un medio de comunicación. “Espero que no comiencen a tomar represalias y a hacerme sumarios como otras veces que me sancionaron por hablar con la prensa”, había dicho un rato antes de que la obligaran a cortar la comunicación.

Mientras pudo hablar, Sala contó que la liberación el jueves pasado de María Molina y Elba Jesús Galarza, dos militantes de la Tupac Amaru que habían sido encarceladas a fines de abril, les dio “muchísima esperanza” a aquellos que continúan detenidos. “El día que salgamos de acá vamos a seguir militando, no nos vamos a ir a nuestras casas”, anticipó y sostuvo que “esto que nos están haciendo Macri y Morales no nos asusta, sino que al contrario nos fortalece”.

La líder de la Tupac Amaru tildó a Morales de “dictador” y lo responsabilizó una vez más por su detención y la de otros integrantes de esa organización. “Domina y manda en Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial. Se cree un patrón de estancia y que todo el mundo tiene que hacer lo que él dice porque si no va preso o le inventan causas”, relató.

Sala agregó que “acá en Jujuy es moneda corriente que se pinchen teléfonos y se persiga a los compañeros que visten la camiseta de la Tupac Amaru y de organizaciones sociales” que denuncian los atropellos del gobierno. “Hay muchísimo miedo porque al primero que sale manifestarse le sacan fotos. Tienen un dron y te filman”, contó´.

“No vamos a agachar la cabeza. No hemos agachado la cabeza en los ‘90 que fue el peor momento y mucho menos ahora. Nos podrán quitar la libertad pero no nos van a quitar las ideas, no nos van a arrebatar la herencia que nos dejaron Perón, Evita, Néstor y Cristina”, aseguró Sala. Añadió que “hay que seguir militando, trabajando y organizándose” y que “esto no es una derrota, esto demuestra que nos quieren tener en la cárcel porque nos tienen miedo”.
Fuente: Pagina 12