Ocurrió minutos antes de las 6 de la mañana en un galpón ubicado en Garmendia y Montalvo, el cual quedó completamente destruido. Cuatro dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar para sofocar las llamas. Los vecinos de las casas linderas se autoevacuaron y el tránsito vehicular tuvo que ser interrumpido. No se registraron heridos.

“Todavía era de noche y tuvimos que salir corriendo y sacar a los chicos asustados, vivimos justo al lado y el calor de las llamas era insoportable, pero los bomberos llegaron rápido y pudieron frenarlo”, relató uno de los vecinos en declaraciones a FM Latina.