En horas del mediodía en el barrio de Liniers -Av. Rivadavia al 11400- se llevó a cabo un megaoperativo conjunto entre la Policía de la Ciudad, la Policía Federal y la Dirección General de Ordenamiento del Espacio Público, autorizado por por la fiscal Celsa Ramírez, en el que se secuestró mercadería y se destruyeron locales que los trabajadores callejeros le alquilaron a la empresa Sofse, según informaron desde la Agrupación Sindical Vendedores Libres.