Cientos de personas se concentraron en ambos hipermercados de esa localidad del sur del Conurbano bonaerense para pedir alimentos, a menos de un mes de las fiestas navideñas y de fin de año.

Como sucedió días atrás en Glew y Adrogue, un grupo de personas se concentró frente al Carrefour de Avellaneda, cortó los accesos y pidió bolsones de comida. Luego se trasladaron al hipermercado Vital con el mismo reclamo.

Con imágenes que recordaron al trágico 2001, esta mañana el Carrefour estuvo con los accesos bloqueados y con decenas de desocupados pidiendo bolsones de comida para pasar las fiestas. Por órdenes de los directivos de ambos supermercados los trabajadores quedaron encerrados en los establecimientos.

A medida que se acercan las fiestas las imágenes se repiten y parecen ser cada vez más frecuentes en el segundo y tercer cordón del Conurbano Bonaerense.

img-20161207-wa0011.jpgimg-20161207-wa0012.jpgimg-20161207-wa0013.jpg
Fuente: Primereando