La Escuela N° 15 Provincia de Mendoza, ubicada en Juan Agustín García 1511, en La Paternal, es una de las 73 escuelas de la ciudad de Buenos Aires que lleva casi 100 años alquilada. Por otra parte, la escuela no cuenta con espacios al aire libre para actividades recreativas y de educación física.

Sin embargo, la escuela Mendoza queda junto a un terreno baldío que lleva más de 20 años inutilizado y abandonado. Este terreno podría transformarse en un espacio al aire libre para el barrio. Incluso alguna vez fue utilizado de esa manera: en el año ´95 la sede del Pami que quedaba frente a la escuela tenía una pequeña huerta en el terreno y los chicos de la escuela también participaban de la huerta.

De hecho, existen varios proyectos para hacer de ese espacio un espacio público para la escuela y el barrio. Algunos de esos proyectos incluso fueron propuestos a la Legislatura por los alumnos de la misma Escuela a lo largo de tres o cuatro años, como nos contó Guillermo Calvo, coordinador desde hace 21 años del Centro de educación no formal (Ministerio de Educación de la Ciudad) que funciona en la Escuela Provincia de Mendoza.

Existe también un proyecto propuesto por el arquitecto Rodolfo Livingston, vecino del barrio que mostró preocupación por este problema, en el que proyecta una plaza que puede ser usada por la escuela y también por los vecinos del barrio. La propuesta contempla un patio al aire libre para los recreos y las clases de educación física de los alumnos de la escuela Mendoza así como la ampliación de la Plazoleta Raymundo Gleyzer. Como el mismo Livingston señala desde una perspectiva profesional, la escuela es oscura, no cuenta con entrada de sol y carece de un patio al aire libre para los alumnos. Además, Guillermo Calvo nos cuenta que como han techado el patio con chapa, cuando llueve mucho hay tanto ruido que casi no se puede dar clases.

Las autoridades, los maestros, los padres y los alumnos del colegio así como muchos vecinos del barrio conocen estos proyectos y han participado desde hace años de las actividades pensadas para que el Gobierno de la Ciudad se hiciera eco del reclamo y brinde una respuesta positiva.

La propuesta: patio y luz natural para los chicos y una plaza para el barrio
El coordinador del Centro de educación no formal que funciona en la escuela nos cuenta que la Mendoza es una de las cinco escuelas alquiladas de La Paternal. Hace casi 100 años la Municipalidad se encargaba de alquilar terrenos y de construir las escuelas y esto permitía solucionar la necesidad de escuelas en los distintos barrios de Buenos Aires. Sin embargo, la idea original era comprar los terrenos para no seguir pagando alquileres carísimos durante años y años, como viene ocurriendo con estas escuelas.

Por este motivo, la propuesta es que el Estado compre, con tasación del Banco Ciudad, el terreno donde está emplazada la escuela y el terreno baldío que se encuentra junto a la escuela para hacerlos de dominio público.

De esta manera se solucionarían dos problemas: por un lado, la escuela podría contar con un patio y luz natural para los chicos y el barrio podría tener un espacio verde (algo que escasea en Paternal), es decir, una plazoleta ampliada que, como menciona Guillermo, “hasta serviría para un desarrollo cultural”.

Para el Estado eso no significa un gasto importante, podría financiarlo en cuotas puesto que dejaría de pagar el alquiler y, como señala Guillermo Calvo, la compra de estos terrenos podría pensarse “no como un negocio inmobiliario sino como política de Estado”.

Guillermo nos explica: “Por lo que hemos peleado es para que se compre la escuela y que se compre el terreno lindero y que en esa superficie se construya una escuela que satisfaga las necesidades de los próximos 30 años en este barrio”. La propuesta sería que el “terreno baldío privado pase a formar parte del estado municipal”, y esta es “la idea original que habíamos hecho hace diez, once años con compañeros del Centro Cultural la Paternal y vecinos y periódicos barriales”. Y sin resignarse recuerda que ya Fernando de la Rúa, en campaña como candidato a Jefe de Gobierno de la ciudad, se acercó un sábado de 1996 al barrio y les prometió que cuando asumiera se encargaría de comprar el predio donde funciona la escuela pero, como señala Guillermo, “no lo hizo como Jefe de Gobierno ni después como Presidente”.

La respuesta

A pesar del histórico reclamo que viene acompañado de una propuesta clara y factible, el actual Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó hace pocos meses que se opone ideológicamente a este tipo de medidas porque “un día expropiás una escuela, otro día un teatro y un día expropiamos cualquier cosa”.

Directamente relacionado con la falta de voluntad política para pasar a dominio público los centros educativos alquilados y para ampliar las escuelas, nos encontramos con el problema de que ya hubo varios intentos de construir un edificio en el terreno baldío. Así, en el año ´98 el terreno tuvo un tiempo un cartel con el diseño de un edificio con la firma de la Cooperativa Comi. Luego, entre el año ´99 y el 2000 se empezaron a levantar las paredes perimetrales del baldío y se construyó un tinglado sin cartel ni permiso de obra, según pudieron averiguar en el CGP y en Catastro, Guillermo Calvo y la directora en ese momento de la escuela, Beatriz Nicosia. Guillermo señala que luego desmontaron esa estructura y nuevamente el terreno quedó abandonado.

Lamentablemente, parece primar una política conducida por el mercado y de comenzar a edificarse en el terreno, se generaría un problema importante de circulación en las inmediaciones de la escuela con el temor fundado de que la plazoleta pase a convertirse en un estacionamiento. Todo esto sin contar los riesgos físicos que acarrea la obra de un edificio lindero a una escuela.

Entre todos

Conocemos el barrio, conocemos a la gente de la Paternal y, tal como nos asegura Guillermo, los vecinos apoyan la propuesta que surge desde la escuela desde hace años y están dispuestos a acompañar el proyecto de una escuela Mendoza más amplia y luminosa para los chicos y una plaza para todos. La idea es “ampliar lo público” y en esto no nos rendimos.