Desde la mañana de hoy, trabajadores estatales y movimientos sociales ocupan pacíficamente el edificio del Palacio de Hacienda de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, exigiendo que se declare la emergencia laboral en el ámbito de la Ciudad, reclamando la apertura de la negociación paritaria y pronunciándose en contra del techo del 18% de aumento salarial dispuesto por el Gobierno.

 

 

A pesar de la intensa presencia policial, que ya es una constante en cualquier tipo de manifestación pública, los trabajadores y trabajadoras permanecerán en el edificio hasta lograr que los dirigentes de la Seccional Capital de ATE, con Daniel Catalano a la cabeza, sean recibidos por los funcionarios de la cartera económica porteña.