“Estamos avanzando bien, con mucha coordinación con el gobierno nacional, y tratando de resolver todas las contingencias administrativas del caso. Los porteños vamos a poder decidir qué hacemos con nuestra política de seguridad, y es importante porque el Gobierno nacional no va a tener que ocuparse de la seguridad de los porteños para abocarse a los grandes temas federales como el narcotráfico, la trata de personas, o el lavado de dinero, con una policía federal altamente capacitada en temas federales

“Queremos en el costo traspaso, ni el Estado pierda dinero ni tampoco la Ciudad, porque lo que la Nación gasta actualmente es lo que está transfiriendo”, dijo y lo ubicó en el orden de los $15.000 millones, aproximadamente.

Respecto a cómo será se implementará la incorporación de personal de la Policía Federal al ámbito porteño adelantó en Radio del Plata que al menos durante el primer año van a funcionar las dos fuerzas policiales, la federal transferida y la Metropolitana.

“Mientras tanto que hacemos el desacople administrativo de la Nación a la Ciudad del personal transferido vamos a generar los mecanismos para tener una sola fuerza en la Ciudad que tendrá un nombre diferente”, apuntó.

En relación a los cambios internos que implica el pase de una fuerza a otra, anticipó que la idea es trabajar en un proceso de equiparación del personal de ambas fuerzas, preservando y sumando derechos.

Será un modelo en donde todos mantengan los mismos derechos de piso o tengan más derechos de los que hoy tienen”, dijo.

“Encararemos un proceso de revalorización del trabajo policial como lo hicimos en la Ciudad desde 2007, y será bajo la conducción del política del jefe de Gobierno a través del Ministerio de Justicia y Seguridad”, acotó.

Audio de la entrevista

Miércoles 27 de enero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre