Desde el Ministerio de Transporte confirmaron que evalúan la implementación de la “tarifa multimodal”, aunque no quisieron precisar cuánto costará el pasaje. La consecuencia del cambio sería una suba de más del 50 por ciento.

El Ministerio de Transporte evalúa un cambio en la modalidad de la tarifa de colectivo lo que incluirá un fuerte incremento en el precio del pasaje. Según trascendió a la prensa el boleto pasaría a costar alrededor de diez u once pesos, un incremento de más del 50 por ciento.

El aumento que el Gobierno tiene en carpeta se acumula en los bolsillos de los pasajeros con la suba de 2016, cuando el pasaje pasó de tres pesos a 6,50. Desde la cartera que conduce Guillermo Dietrich confirmaron que están estudiando los costos del transporte y la posibilidad de una “tarifa multimodal”, aunque prefirieron no hablar del monto ni fecha de un posible aumento.

El propio Dietrich había adelantado en mayo del año pasado, cuando participó del Foro de Transporte, en Alemania, un cambio en el esquema tarifario que traería aparejado un nuevo aumento. “Estamos trabajando en una tarifa multimodal, no es fácil”, dijo entonces el ministro de Transporte, para quien el proceso de integración de colectivos, subtes y trenes llevaría dos años. La tarifa multimodal plantea la posibilidad de conectar entre diferentes medios de transporte con un único boleto.

La suba del boleto llegaría en medio del incremento del resto de los servicios públicos como el de la luz, con subas de entre el 61 y el 148 por ciento según el nivel de consumo eléctrico; los peajes, que aumentaron hasta 269,2 por ciento para los camiones y 120 por ciento para los autos; y los combustibles, un rubro donde el litro de nafta súper alcanzó los 18 pesos y el de Premium, 21. En cuanto a la tarifa de gas, el Gobierno nacional prevé un nuevo ajuste del 50 por ciento a partir de abril.

En línea con el promedio de diez pesos que podría costar la tarifa plana para viajar en transporte público, el gobierno porteño también prevé un aumento del subte porteño, cuyo pasaje pasaría de 7,50 a 10. La información trascendió después de que Subterráneos de Buenos Aires convocara a audiencia pública para validar el aumento y luego la suspendiera aludiendo que el llamado “fue un error”.

Fuente: Página 12