“El proyecto político de ese Estado colonizado por intereses privados es absolutamente indiferente a lo que pase con los Derechos Humanos, la memoria y la militancia. La militancia que va con un proyecto al Estado la asocian con miopismo, con no trabajar, con robar. Hay una conexión cultural entre una concepción de los DDHH y del Estado”, dijo el exdiputado y actual secretario general del espacio Solidaridad e Igualdad, en relación a los dichos de Martiniano Molina, intendente quilmeño quien ante una consulta acerca del centro clandestino de detención conocido como Pozo de Quilmes, confundió la pregunta con un tema de bacheo.

“Cuando al Estado lo manejan empresas los DDHH no importan, y si pueden amenazar, violar y tener siempre a la gente bajo presión, mejor”, remarcó Raimundi.

El tema Buitres

En Radio del Plata, Raimundi se refirió a la media sanción que tuvo el proyecto de pago a Buitres y cuestionó el apoyo de sectores que eran FpV a la medida.

“Me da bronca..no me gusta lo que estamos viviendo, me parece que hay un modelo de entrega. Lo que se votó en la Cámara de Diputados la semana pasada y es probable que se vote en unos días más en el Senado, es gravísimo para la Argentina”, expresó

“Muchas cosas de las que pasaron en Argentina, tuvieron algún apoyo. No terminamos de aprender de nuestra historia. Qué significó cada vez que entregamos el país al FMI, cada vez que endeudamos al país. Se endeuda en un proyecto de ley, y para desendeudarlo lleva 20 o 25 años, dos generaciones. Parece como que no hubiéramos aprendido”, agregó.

“Muchos senadores del FpV fueron votados para otro modelo de país, no para la entrega. Hago un llamado a la responsabilidad y a no traicionar el mandato recibido, porque va a ser muy grave lo que le pase al país económicamente, y a va entrar en un estado de judicialización tremenda, donde el poder financiero mundial nos va a extorsionar, y todos los días nos van a abrir otro fallo de Griesa”, cerró.

Audio de la entrevista

Viernes 25 de marzo de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre