Anoche alrededor de las 22.30, un matrimonio fue atacado por tres delincuentes armados que los sorprendieron cuando ingresaban con el auto al garage de su domicilio, ubicado a pocos metros del Estadio Diego Armando Maradona.

Un efectivo de la Comisaría 41 de la Policía de la Ciudad que se encontraba de custodia en el lugar vio cómo los ladrones golpeaban a Ricardo, el propietario de la vivienda. En ese momento, el agente policial dio la voz de alto y los delincuentes comenzaron a disparar. Producto de la balacera, su mujer recibió un balazo en una de sus manos, por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente esta mañana, aunque se encuentra fuera de peligro.

Por su parte, uno de los asaltantes también resultó gravemente herido en el pecho y fue detenido. Los otros dos lograron escapar a pie, aunque uno de ellos fue rápidamente capturado a pocas cuadras del lugar del hecho con un  un revólver calibre .357 en su poder. El tercero aún permanece prófugo.

“Estaba entrando el auto como una noche normal, fue todo muy rápido. Estaba abriendo la reja, entro el auto y, cuando buscaba algo en el baúl, escucho a mi mujer que empieza a gritar”, relató Ricardo. “Apenas entré el auto se me abalanzó una persona que me pedía las llaves del auto. Yo se las dí, pero igual me pegó un culatazo en la cabeza”, agregó.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 11, a cargo de Paula Petazzi, bajo los cargos de “tentativa de robo a mano armada, atentado y resistencia a la autoridad, y lesiones”.