“La Justicia Federal tiene hoy en sus manos la posibilidad de ordenar este desaguisado judicial orquestado por el gobierno de la provincia de Jujuy por parte del gobernador Morales, y me parece que cada día que pasa y cada funcionario que interviene en la detención ilegal de Sala, se transforman en cómplices de esta situación”, expresó Luis Paz, abogado de Milagro Sala, titular de la agrupación Tupac Amaru, y detenida en Jujuy.

Hace poco Miguel Palazzani, director de la PROCUVIN presentó un dictamen en el que asegura que Sala “está ilegalmente detenida”, y que los dos jueces y la fiscal que intervinieron en ese proceso “habrían cometido delitos tipificados por el código penal, todo en base a que Milagro Sala tiene fueros”, en su carácter de diputada del Parlasur.

“En el día de la fecha estamos incorporando este dictamen de Palazzani al proceso principal por el que se encuentra detenida Sala, y vamos a denunciar penalmente a los jueces que han intervenido en estos ilícitos”, aseguró Paz, quien remarcó: “Milagro está detenida hace más de 45 días en forma arbitraria e ilegal, se encuentra secuestrada por parte del poder judicial de la provincia de Jujuy”.

Paz aclaró que el 16 de febrero pasado, parlamentarias del Parlasur habían presentado denuncias contra los jueces jujeños, Raúl Gutiérrez, Gastón Mercau y la fiscal Liliana Fernández de Montiel,en la fiscalía federal n°2 en Jujuy, por el “mal procedimiento de la Justicia jujeña respecto de las dos órdenes de detención que había sufrido Milagro Sala durante este proceso que es inédito”.

La visita de dos funcionarios

Consultado sobre rumores que hablan del encuentro que habría mantenido Sala con dos funcionarios de la secretaría de DDHH de la nación, quienes le habrían pedido que eleve una solicitud de libertad condicional a su persona, Paz confirmó l reunión y dijo que “la intención del Gobierno nacional que controla claramente a la justicia provincial y al gobierno de Jujuy iba en el sentido de hacer más liviana la visita del presidente al Sumo Pontífice”.

Lunes 29 de febrero de 2016

Fuente Gustavo Sylvestre