Durante una conferencia en Plaza de Mayo, donde tiene lugar desde ayer el acampe por la liberación de la referente de Tupac Amaru Milagro Sala, referentes de organizaciones sociales, políticas y gremiales denunciaron que el gobierno de Mauricio Macri realizó “tareas de inteligencia” sobre la sede de la organización atacada ayer y responsabilizaron de ese hecho a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Ratificaron, además, que el acampe continuará hasta el 11 de noviembre, fecha en que se cumplen 300 días de la “privación ilegal de la libertad” de Sala.

El coordinador nacional de la organización, Alejandro "Coco" Garfagnini, exigió “el inmediato esclarecimiento” del ataque de ayer en la sede del barrio porteño de Monserrat y al respecto relató: “Fueron tres personas, hablaron del acampe, entraron a la sede con armas automáticas, agredieron a los compañeros, insultándolos, hablando de esa negra de mierda, que se dejen de joder con Milagro Sala”.

“Dijeron que ni se molesten en ir a la policía porque la zona estaba liberada. Así operaron para tratar de que nos atemoricemos, para que levantemos este acampe”, añadió.

"Hay una cámara del gobierno de la ciudad a 20 metros de la entrada de la sede. Esperamos que haya funcionado. Pero nosotros queremos ir hasta las ultimas consecuencias”, hasta “descubrir quiénes fueron los que mandaron a estos tipos”, aseguró. La denuncia del hecho fue hecha en la Comisaría 4° y actúa la Fiscalía 24.

Por otra parte, el dirigente exigió al Gobierno el cumplimiento de la Resolución del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas y denunció al secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, “por mentir sistemáticamente en los medios respecto al alcance del dictamen de la ONU”.

"Avruj miente porque esta recorriendo todos los medios de comunicación diciendo que esto es una opinión”, sentenció durante la conferencia en la que estuvo acompañado por el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky; el de ATE Capital, Daniel Catalano y otros dirigentes políticos y sociales.

Fuente: Página 12