En el día de ayer, en la zona de Andres Lamas y Linneo se produjeron cortes en el suministro de energía eléctrica con una duración aproximada de veinte horas. A pesar de los reiterados llamados, ni la empresa Edesur ni el Ente Regulador de la Energía Eléctrica (ENRE) brindaron respuesta alguna a los reclamos de los vecinos.

Es el caso de Tamara, quien dialogó con Late y manifestó: “Tuve que tirar todo lo que tenía en la heladera. Llamo a Edesur, me piden disculpas por las molestias y me siguen dando números de reclamo, pero no pueden decirme cuándo va a volver la luz. En el ENRE me atiende una grabación que dice que ‘Todos los operadores se encuentran ocupados’. Tuve que ingresar cuatro veces mi número de cliente porque la máquina no lo registraba. Me abrieron otro reclamo y me advierten que por tres horas no puedo realizar otro. Nadie se hace cargo de nada. Es una vergüenza.”

También se detectaron cortes sobre la avenida San Martín al 2700 y, según la página del ENRE, en el día de ayer la Edesur mantenía a 20.617 hogares sin luz. A pesar de los aumentos en las tarifas, la calidad del servicio en el barrio de La Paternal no sólo no mejora, sino que empeora día tras día.