La gobernadora bonaerense se reunió con el vicepresidente del Banco Mundial, quien le aseguró que el préstamo “está listo para ser aprobado”. Fuentes de su equipo afirmaron a Clarín que tras sus entrevistas con el vicepresidente del Banco Mundial, Jorge Familiar, se llevó el compromiso de que su pedido de un crédito a la institución financiera estaba “listo para ser aprobado”.

El crédito que busca la gobernadora de la provincia de Buenos Aires será una deuda de 380 millones de dólares. El prestamo es para financiar las obras de infraestructura hidráulica en la cuenca del Salado, ya que la provincia contaba solamente con 1.800 millones de pesos que le había dado el gobierno de la Nación. Dicha cifra no alcanzaba por lo que se necesitan 900 millones de dólares para completar los proyectos.
Fuente: LatePaternal