“Tenemos lamentablemente que informar que tenemos 350 personas fallecidas”, informó el ministro Coordinador de Seguridad, César Navas, desde una de las localidades afectadas por el terremoto de magnitud 7,8 en la escala Richter que el sábado sacudió Ecuador.

Navas dijo que la cifra aumentó tras las labores de rescate de cadáveres que se llevaron a cabo durante toda la noche en la localidad de Perdernales, provincia de Manabí, el lugar más afectado por el movimiento telúrico. Edificios, hoteles y casas residenciales de Pedernales, un balneario marino, quedaron totalmente destruidos.

Fuente Página 12 Últimas Noticias